lunes, 11 de junio de 2012

cereza

hubo una era glaciar, una de dinosaurios y ahora parece que estamos en la era de los pasteles imposibles de fondant; no me da vergüenza decir que no me gusta el fondant, es más, comienzo a odiarlo. Un psiquiatra diría que es culpa de mi trauma con la plastilina ( puagggg!!! que asco), es más; diría que es culpa de algún trauma más profundo de mi infancia, la plastilina y los belenes que me obligaban ha hacer en el cole con ese grasoso y apestoso material año tras año.total que no soporto las tartas de fondant, ni al rey de las tartas, alguien ha visto ese programa?? ayer hacía una super lanzadera espacial con propulsión y tres toneladas de fondant para celebrar que un día nos dio por incordiar en la luna. Por mí que la manden al espacio sideral de un petardazo, ni muerta de hambre le hinco el diente.mis clásicas madalenas de siempre de chocolate amargo,cubiertas de queso batido eco y aroma de cereza. la srta. Amanda de acompañamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada