martes, 22 de marzo de 2011

no cruzo los dedos que da mala suerte

de pequeña creía que si pisaba una grieta del suelo me comerían los cocodrilos,miraba debajo de la cama con temor a encontrarme un monstruo y tenía que dormir con la puerta del armario cerrada por lo mismo.me aterraba ir sola hasta el lavabo y me aguantaba las ganas hasta que no podía más, entonces salía corriendo por el pasillo de mi casa y me encerraba en el lavabo con el corazón latiendo a toda velocidad en el pecho.llevaba pulseras de la suerte en las muñecas, y soplaba esas semillas voladoras y esponjosas que no sé como se llaman mientras pedía un deseo, yo las llamo angelitos.algunas de esas cosas continúo haciéndolas, soplo los angelitos y pido un deseo muy importante, miro al cielo y pienso : si ahora pasa un pájaro se cumplirá lo que quiero, o si el próximo coche que pasa es rojo,o si mi hijo quiere ponerse al teléfono, o si recibo un mensaje en el movil que me da algo de esperanza.También creo en el poder de las acciones, hoy he llevado a cabo un ritual en el fregadero de mi cocina; he quemado la mayor parte de las cosas que no quiero cerca de mí y que han contribuido durante los últimos tiempos al desastre de mi vida, aún queda alguna por casa pero poco a poco terminarán convirtiéndose en ceniza igualmente, mientras se quemaban y tosia por el humo repetía una y otra vez : si se quema todo, si no queda ni un trocito es que lo que deseo se cumplirá.el fregadero ha quedado hecho un asco, pero estoy contenta. hoy necesitaba un poco de esperanza como todos necesitamos y volver a creer que los deseos se cumplen si pones muchas ganas, que el destino no siempre es cruel,que la vida tarde o temprano no sólo te hace pagar los errores si no también te hace regalos.hoy sólo me falta encontrar un angelito para poder usarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada